Crónicas Mundanas

Relatos de deporte, cine, política y de lo que sea menester

Nada por allí, todo por acá

No se asusten, es la Liga. Y Tamariz, naturalmente.

No se asusten, es la Liga. Y Tamariz, naturalmente.

 

Ya no hay crisis. Tamariz lo anunciaría con un tatachán, pero aquí seremos más sobrios (es domingo). El Madrid es líder con cuatro puntos de ventaja que serán siete si gana al Valencia en partido aplazado (22-F). Cualquiera de los semifinalistas de Copa cambiaría su posición por dominar la Liga y todavía invitaría a cenar. Hasta la Real Sociedad, revelación del campeonato, aceptaría lecciones sobre cómo ganar los partidos que maneja el contrario.

Nunca hubo motivos para la alarma, sin que ello signifique que ahora haya que pasar facturas a los alarmistas. Además, cada uno interpreta el sexo a su manera y el disfraz de bombero es de los más cotizados. A esta hora, tampoco queda nada del Caso Cristiano. Su gol tiene el poder de perdonar los pecados y resetear las memorias. Si acaso, y les apetece, podríamos abrir debate con el rendimiento de Benzema en comparación con Morata, pero también un gol, o una asistencia poética, nos obligarían a cerrarlo y a pedir disculpas a Hermel. Las cartas están boca arriba. Morata se equivocó al volver porque ni la mejor actuación impedirá que siga haciendo cola, intuyo que ya lo habrá descubierto.

Pero cuidado. De la misma manera que dijimos que la derrota en el Pizjuán no debía ocultar el gran partido del Madrid, ahora conviene recordar los muchos minutos que la Real se adueñó del juego, síntoma de su categoría (y de la Oyarzábal), pero testimonio de que no hay verdades absolutas. Si gustan pueden vestirse de león, pero se arriesgan a que Tamariz, dentro de siete días, los transforme en conejo. Tatachán.

Anterior

Figuras Ocultas, voluntariamente

Siguiente

El gremio

1 Comentario

  1. Gabriel Inojosa M.

    Saludos Juanma. Sigo tu carrera desde hace unos 10 años cuando me recibí de periodista en mi natal Venezuela. Ahora estoy en Buenos Aires, Argentina, y tengo tu página como referencia obligada lunes a lunes. Quiero trasmitirte mi más profundo respeto y admiración por el manejo del símil y la metáfora, eres el “mago” de la descripción y quisieran muchos tener ese toque de “tatachán” para incluirlo en los textos.

    Un abrazo.

    Gabo.

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén