Crónicas Mundanas

Relatos de deporte, cine, política y de lo que sea menester

Morata, los goles y la confianza (o su ausencia)

La confianza, potenciado del talento.

La confianza, potenciador del talento.

 

Hay quien piensa que a Morata no le alcanza. La calidad, se entiende. Lo que yo creo es que no le alcanzan los minutos. Y no lo afirmo por su doblete en Leganés, en campo que algunos considerarán propicio. Lo digo por su rendimiento general en el campeonato de Liga, ocho goles en 888 minutos, uno menos que Benzema en 1.475 y uno más de los que ha conseguido Bale en 1.305. La estadística debería ser un argumento de peso, aunque sólo fuera para abrir el debate, pero es un asunto menor para quienes sostienen que el chico no tiene categoría para ser titular, demasiado desmadejado, demasiado blando, demasiado de la casa.

Es imposible calcular de qué hubiera sido capaz Morata en caso de haber disfrutado de confianza, ese potenciador del talento. Nunca lo sabremos, pero no cuesta imaginar una mejora en su producción goleadora y una pausa que ahora no se puede permitir.

El último mérito de Morata es que, sin ser feliz, cumple como si lo fuera. Tomado en sentido inverso, ese es el primer pecado de James Rodríguez. Todavía no se ha sobrepuesto al despecho y así se marchará del Real Madrid. En lugar de rebelarse, contra el destino o contra Zidane, ha sido devorado por el rencor y la inseguridad. Tanto como el juego, le ha fallado la actitud y la gestualidad, la comunicación con el madridismo. Le han sobrado puñetazos al banquillo y le han faltado gritos de socorro, de amor al club. Esa teatralidad sirve para que no te olviden y para que, llegado el caso, alguien te reclame. James, al final, se ha quedado solo.

Para Lucas y Asensio la situación es distinta. Uno se siente importante y el otro siente que lo será. El problema es para los otros, para los que saben que nada mejorará su posición. Ni marcar dos goles, ni golpear el banquillo.

Anterior

La táctica de James Bond o cómo ganar a la japonesa

Siguiente

Rey derbi, reina Ginebra

2 Comentarios

  1. Julio

    Juanma. Es que no le alcanza. Morata es un muy buen 9. Pero no tiene el nivel para ser el 9 indiscutible del Madrid. Veo a Luis Suárez, y me digo, pedazo de 9. Como era Van Nistelroy, como era Ronaldo, o como era Raúl. Y, entre tanto, mientras no llegue uno de esa calidad, Benzema, al que no se le puede medir por los goles, como malintencionadamente haces, me parece un jugador insustituible. Hace cosas verdaderamente maravillosas, diferentes, y hasta se rebaja a hacer goles, si el equipo lo necesita.

    Sea como sea, la demostración de que lo que dices no es válido, la das tú mismo, al plantear el demagógico pretexto del canterano. Nada pone más cachondo a los madridistas, Florentino incluido, que un canterano cogiendo galones, pero si no da no da ¿O es que ser canterano detuvo a Raúl? Le pusieron todo tipo de Owens y se los comió a todos con patatas porque ERA MEJOR.

    Morata es más de la estirpe de los Soldados, Negredos, o Portillos, mejor que estos tres, sí, pero un delantero más que sale de la fábrica, con nivel para un primera, incluso de Champions, pero ¿Para el Madrid?

    Vamos hombre. Sí, ahora va a ser Butragueño.

    Nada me gustaría más, pero no es así.

  2. Juan Pablo

    Bravo.., como de costumbre un 10/10

Deja un comentario

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén