Es absurdo buscar en el espacio exterior. Los extraterrestres son los zurdos. El fútbol es un detector infalible. Cuando hay una pelota de por medio (quizá lo entiendan como una estimulación planetaria), el zurdo nos descubre su peculiaridad marciana. Generalmente hablamos de cualidades relacionadas con la técnica más depurada. Lo extraordinario entre lo extraordinario es el zurdo que acompaña sus poderes alienígenas con las prosaicas virtudes de los diestros. A saber: despliegue, organización y sacrificio. Con esas tres características a Saúl no le haría ni falta ser zurdo. Pero además lo es. Los selenitas de última generación vienen con todos los extras.

Leer más